All Rights Reserved Gabinete Psicológico A.P.A.I. S.L ®

Áreas de Intervención

PSICOLOGÍA INFANTIL

PSICOLOGÍA PARA ADULTOS

 

  • Técnicas de estudio

  • Orientación académica y profesional

  • Motivación escolar

  • Hábitos y técnicas de estudio

  • Problemas en la autoestima

  • Problemas de conducta

  • Trastornos de la ansiedad

  • Trastornos de la personalidad

  • Miedos e inseguridades

  • Problemas en la conducta alimenticia

  • Educación sexual

  • Manías y obsesiones

  • La familia

  • Las drogas

  • Habilidades interpersonales (amigos)

  • Trastornos del estado de ánimo (depresión o trastorno bipolar)

  • Trastornos de ansiedad (estrés, fobias, ataques de ansiedad, trastorno obsesivo-compulsivo, hipocondría, trastorno de estrés postraumático, etc)

  • Procesos de duelo

  • Trastornos de alimentación (anorexia, bulimia, vigorexia y obesidad)

  • Autoestima y habilidades sociales (asertividad, comunicación efectiva, toma de decisiones, solución de problemas, control de impulsos, etc.)

  • Trastornos de personalidad

  • Trastornos psicóticos

  • Trastornos de sueño (insomnio, parasomnias, apneas, narcolepsia, terrores nocturnos, pesadillas, etc.)

  • Problemas de relaciones interpersonales (problemas de pareja, familiares -procesos de adopción y separación-, laborales –mobbing y burnout-, etc.)

 

  • Adicciones (tabaco, alcohol, cocaína, heroína,tranquilizantes, juego, compra compulsiva, sexo, comida, nuevas tecnologías, etc.)

PSICOLOGÍA PARA ADOLESCENTES

Los padres, en muchas ocasiones, se sienten preocupados por el comportamiento de sus hijos. 

 

En la mayor parte de los casos, se debe a pautas normales propias de la edad, sin embargo, en otros, necesitan disponer de información y asesoramiento sobre ello.

 

¿Qué problemas tratamos en la infancia y adolescencia?

 

  • Problemas de alimentación                                                                                  (anorexia, bulimia, trastorno de pica, obesidad, etc )​

  • Trastornos de déficit de atención con o sin hiperactividad.Trastorno de comportamiento

  • Problemas escolares

  • Habilidades sociales

  • Dificultades en la comunicación verbal y afectiva (expresión emocional, déficit en la autoestima, timidez, tartamudeo, etc)

  • Depresión infantil

  • Problemas de sueño  (dificultades en el ritmo de sueño-vigilia, pesadillas, terrores nocturnos, conflictos a la hora de irse a dormir o despertar temprano, etc)

  • Problemas en el control de esfínteres (enuresis, encopresis)

  • Trastornos de aprendizaje

  • Trastornos generalizados en el Desarrollo (autismo, Asperger, Rett, etc)

  • Trastornos de la Ansiedad

  • Otros problemas de conducta

  • Miedos (miedo a la oscuridad, a quedarse solo, a ir al colegio, a los exámenes, etc.)

  • Adicciones a las drogas y nuevas tecnologías

  • Otros problemas de conducta (celos, desobediencia, llamadas de atención, llanto incontrolado, rabietas, agresividad, etc)

PSICOLOGÍA DE LA VEJEZ

TERAPIA DE PAREJA

  • Trastornos del estado de ánimo (depresión o trastorno bipolar)

  • Trastornos de ansiedad (estrés, fobias, ataques de ansiedad, trastorno obsesivo-compulsivo, hipocondría, etc)

  • Procesos de duelo

  • Trastornos de sueño (insomnio, parasomnias, apneas, narcolepsia, etc.)

  • Problemas relacionados con enfermedades crónicas (fibromialgia, migrañas, hipertensión, cardiovascular, psicooncología, etc).

  • Dificultades derivadas del proceso madurativo (soledad, pesimismo, falta de apoyo social, malhumor, quejas constantes con respecto a la salud, etc).

  • Pérdidas en las funciones motoras e intelectuales

  • Proceso de jubilación (pérdidas en poder adquisitivo, adaptación a nuevos horarios, baja percepción de la valía personal, gestión del tiempo de ocio, etc)

Una terapia de pareja puede ser un espacio muy propicio para el re-encuentro de la pareja. Realizamos previamente a la intervención, una valoración sobre lo que realmente desea la pareja y una valoración individualizada sobre lo que desea cada uno de ellos. Eso sí, la terapia de pareja requiere la implicación activa de ambos miembros.​